¿Qué es la Corona dental?

Una corona dental es una prótesis que el laboratorio dental confecciona a medida del diente del paciente.  Sirve para sustituir la función y estética del diente cuando esta se ha perdido debido a una enfermedad, principalmente la caries dental.

corona dental

¿Cuándo es necesaria?

Una corona dental puede ser necesaria por diversos motivos, aunque los más frecuentes son:

  • Cuando un diente ha padecido una caries muy grande.
  • Cuando un diente ha sufrido una endodoncia debido a una caries muy grande y tiene gran riesgo de fractura y se desea reforzar la integridad estructural.
  • Tinciones en las que haya que corregir el color.
  • Motivación estética.
  • Restaurar la función debido a desgastes del diente muy grandes debido al bruxismo (rechinamiento de dientes), desgastes químicos como en pacientes con relujo gastroesofágico o debido a hábitos nocivos como chupar cítricos, etc.

Tipos de coronas dentales

Las coronas dentales bien colocadas tienen una duración entre 15 y 25 años normalmente y pueden confeccionarse en diferentes materiales en función del objetivo o indicación que el profesional estime oportuno. En nuestra clínica le asesoraremos de qué material es el más indicado para su caso.

Coronas de metal:

En completo desuso salvo en dientes de leche, donde tras un tratamiento de pulpectomía o pulpotomía debido a una caries muy extensa no es posible restaurar con tan solo un empaste. En adultos está en desuso.

Coronas de metal recubiertas de porcelana:

Es el tratamiento estándar. Combinan una buena estética y un precio contenido. Se confecciona un núcleo de metal oscuro (aleaciones de varios metales) a medida del muñón que previamente ha tallado el odontólogo en boca del paciente. A continuación, el laboratorio de prótesis dental recubre dicho núcleo de metal con una porcelana de igual color a la dentición del paciente.

Zirconio:

Es la corona más estética. A diferencia de la corona de metal porcelana, donde el núcleo de metal es oscuro y de una aleación, en las de zirconio el metal es BLANCO por lo que el resultado a largo plazo es el mejor posible y más estable y, más estético. Además, el zirconio es un material muy biocompatible que mantiene la encía sana.

Disilicato:

Existes otras coronas en otros materiales como el disilicato, que, siendo blancas, son diferentes a las de zirconio y con diferentes indicaciones a las de zirconio. Suelen ser más económicas pero con peor rendimiento estético.

Pruebas para implantar una corona dental

Sea cual sea el tipo de corona que el profesional le recomiende, lo más importante es la realización de las siguientes pruebas:

  1. Que el dentista haga un buen tallado del muñón del diente remanente.
  2. Que la impresión que le llega al protésico sea de calidad.
  3. Realizar las pruebas de:
    • Cofia metálica o núcleo de metal.
    • Bizcocho o probar la porcelana sin terminar para valorar color, ajuste y mordida en boca del paciente.
    • Cementado en boca del paciente una vez glaseada, pulida y con brillo la porcelana.

Todos estos pasos son los que seguimos en nuestra clínica dental para asegurar al paciente un tratamiento que cumple todas las garantías y calidades de principio a fin.